La contaminación de los mares es sin duda un grave problema tanto para los ecosistemas marinos como para la salud humana. Se estima que entre 4,8 millones y 12,7 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos cada año. Según  la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) los desechos plásticos son responsables de la muerte de más de 1 millón de aves marinas y 100,000 mamíferos marinos todos los años. Se podría considerar una de las catástrofes ambientales más importantes del momento.

La empresa de telecomunicaciones británica Sky está movilizando sus recursos para aumentar la conciencia sobre el tema con una nueva campaña digital #OceanRescue. Celebrities como Sir Richard Branson, el Príncipe Carlos y el astronauta Tom Peake han accedido a formar parte de la campaña, que se lanzó la semana pasado junto con un documental de 45 minutos, que se transmitió a través de los varios canales de la empresa.

Sky utilizó su canal Sky News para difundir informes sobre el impacto de los desechos plásticos en los océanos publicados por la Fundación Ellen MacArthur y otros y ofrecer consejos a los consumidores sobre cómo formar parte del cambio a través de Twitter y Facebook.

“Será un gran reto revertir el legado de la contaminación de plásticos que estamos viendo, pero le debemos a nuestros hijos y generaciones futuras reconocer el problema y cambiar nuestro comportamiento”, dijo John Ryley, director de Sky News.

La campaña Ocean Rescue pone de manifiesto algunas cifras sorprendentes, entre ellas que el número de botellas de plástico que acaban en las playas del Reino Unido aumentó un 43% entre 2014 y 2015. Además, a pesar de que 35 millones de botellas de plástico se venden en el Reino Unido todos los días, sólo la mitad acaban en contenedores de reciclaje.

‘A Plastic Tide’, el documental de 45 minutos de Sky, pone de relieve datos recabados por Thames21 y Tideway, dos organizaciones benéficas medioambientales que declararon que el 75% de los residuos plásticos encontrados en el litoral del río Támesis son envases y no productos reales. Bajo el proyecto Thames River Watch, las dos organizaciones llevaron a cabo 56 inspecciones detalladas de la basura en diferentes áreas del río.

Sky hizo esfuerzos similares en 2009, cuando lanzó su exitoso proyecto Rainforest Rescue, el cual involucró varias iniciativas de deforestación cero y programación de televisión temática. La campaña recaudó 9 millones de libras para evitar la destrucción de un billón de árboles en la selva amazónica.

Sky no es la única organización que aboga por la reducción de la contaminación plástica. Proctor & Gamble anunció que fabricará la primera botella de champú reciclable del mundo hecha a partir de plástico de playa reciclado y Adidas se propone lanzar 7.000 pares de zapatillas de deporte hechas de plástico oceánico al mercado.