Muchos países están en medio de una transición energética. Con los avances en la tecnología asociada a las energías renovables y el cambio de concienciación por parte de importantes sectores de la población, la pregunta no es tanto si esta transición está sucediendo sino cómo podemos gestionarla para maximizar sus beneficios.

 

La energía comunitaria es una de las respuestas. Los proyectos energéticos comunitarios son aquellos en los que personas de una comunidad se unen para desarrollar, suministrar y beneficiarse de la energía sostenible. Pueden involucrar proyectos de generación de energía como instalaciones de energía renovable y también proyectos de eficiencia energética.

 

Los proyectos energéticos comunitarios permiten a las personas involucrarse en la generación de energía limpia más allá de sus propios hogares o negocios y, al hacerlo, aportan beneficios para ellos mismos sino también para la comunidad en general.

 

 

Movimiento global

 

La energía comunitaria ha sido y continúa siendo la base de la transición energética en países como Alemania, Dinamarca, Reino Unido e incluso Estados Unidos. La primera turbina de viento moderna – la Tvindkraft – fue construida literalmente por una comunidad en Dinamarca en 1978.

 

En Alemania más del 50% de las instalaciones de energía renovable que se colocan pertenecen a la comunidad. En el Reino Unido, más de 5.000 grupos comunitarios han establecido planes de energía comunitaria desde 2008.

 

Abajo compartimos 5 ejemplos de proyectos de energía comunitaria en diferentes lugares del mundo:

 

  1. Middelgrunden Wind Turbine Cooperative

Este parque eólico situado a 3km del puerto de Copenhague está compuesto por veinte aerogeneradores de 2MW, lo que lo convierte en el proyecto de energía eólica comunitaria más grande del mundo. Es copropiedad de aproximadamente 10.000 miembros de la Cooperativa de Turbinas Eólicas de Middelgrunden (50%) y Copenhague Energy (50%), una empresa municipal de suministro de energía.

 

  1. Bioenergy Village Jühnde

La pequeña aldea sajona de Jühnde, hogar de una comunidad muy unida de 750 personas, es casa de una planta de cogeneración o bioenergía CHP. Las materias primas – biogas y astillas de madera – se obtienen localmente. El sistema suministra el 70% de las necesidades del pueblo. La planta es propiedad de una cooperativa donde el 75% de los residentes son miembros inversionistas. El proyecto de 5.2 millones de euros fue financiado a través de una combinación de venta de acciones (0,5 millones), fondos de donaciones (1,3 millones) y préstamos bancarios (3,4 millones).

 

  1. Wiltshire Wildlife Community Energy

Wiltshire Wildlife Community Energy (WWCE) posee y opera dos grandes granjas solares de 1 MW (Chelworth) y 9,1 MW (Braydon Manor) en Wiltshire, Inglaterra. La primera fue completada en junio de 2014 y la segunda en enero de 2016. Chelworth se financió completamente mediante una oferta de acciones comunitarias, mientras que Braydon Manor es co-propiedad de una empresa comercial y un grupo comunitario. Hasta ahora, WWCE ha logrado un 7% de retorno a los inversionistas y un 20% del superávit financiero que ha sido donado a una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la conservación y regeneración de las biodiversidad de la región. El resto se ha ingresado en un fondo fiduciario que se utilizará para proyectos que beneficien a la comunidad.

 

  1. Ecopower

Ecopower, una cooperativa con sede en Flandes, es inusual porque no solo genera energía renovable sino que también distribuye y suministra energía a aproximadamente 50.000 hogares. La cooperativa genera alrededor de la mitad de la energía que suministra mediante 20 turbinas y 320 instalaciones solares fotovoltaicas. La cooperativa también posee una fábrica de pellets de madera y una planta de cogeneración que suministra calor a un edificio municipal.

Ecopower es una cooperativa 100% mutua donde los miembros pueden comprar entre 1 y 50 acciones, a un precio de 250 libras cada una. A cambio, los miembros pueden comprar electricidad a bajo costo directamente de la cooperativa y obtener un retorno de su inversión de hasta el 6%.

 

  1. Buan County Community Energy

Buan County Community Energy (BCCE) se encuentra en una zona rural en la costa suroeste de la Península Coreana con una población de 60.000 habitantes. BCCE ha instalado 36 kW de energía comunitaria solar y térmica. La oficina principal de la organización y muchas de sus instalaciones se encuentran en el pueblo de Deunyong. Un grupo de 10 inversores proporcionó las finanzas para las primeras instalaciones. La venta de electricidad a la red nacional y medición neta de electricidad garantiza ingresos estables y un retorno financiero a sus inversores. Los excedentes financieros son usados para implementar proyectos de eficiencia energética, como proporcionar iluminación eficiente a los residentes.